Blogia
ubicuamente : breviario de incertidumbre

El discurso ultraliberal

El debate ideológico del neoliberalismo es simplemente inexistente, se escuda en aportar confusos datos macroeconómicos que sólo interesan a los grandes capitales y sólo convencen a ilusos e indocumentados.

La UE fue creada (y cumple a rajatabla su cometido) para controlar el tráfico de capital entre los estados europeos, para homegeneizar el mercado y para permitir a las multinacionales implementar un modelo económico obligado a los estados ¿cuál es el resultado de todo esto?

En España, las grandes corporaciones que fueron creadas con el dinero de todos han sido regaladas a tecnócratas e industriales que hicieron su agosto en las últimas décadas de la dictadura de Franco. El PP, digno sucesor del anterior, y formado por integrantes de tales grupos de interés ha conseguido descapitalizar al Estado y perpetuar su poderío económico más allá de lo político: grupos mediáticos, control energético y logístico...

En pocos años la producción se ha ido abaratando a costa de reducir el nivel de vida de los trabajadores y de explotar sin escrúpulos monopolios de facto utilizando los recovecos legales generados ad hoc en 8 años de gobierno del PP. Cuando la UE se convierta en lo que esperan de ella las grandes multinacionales de Europa Occidental habrán invadido los países de Europa del Este en busca de mano de obra barata y leoninos contratos y convertirán a Europa Occidental en su objetivo: un macroestado al estilo de EE.UU. en el que la clase dirigente hace negocios con el dinero de todos sin rendir cuentas a nadie y la clase obrera, adoctrinada por los medios, sólo sueña con 'ser alguien' mientras suplica postrada de rodillas la caridad que les permita educar a sus hijos o, si quiera, vacunarlos.

Mientras tanto, los principales grupos políticos del país se dan palmaditas en la espalda esperando una Constitución Europea que colmará de gozo los intereses de quienes los sustentan; ¿y nosotros? vemos como se desvanece el 'estado de bienestar' mientras alucinamos con el nuevo móvil a 1 euro si te cambias a contrato, con los problemas de los bufones de la corte rosa que viven a cuerpo de rey a costa del vacío mental de muchos y con si Beckham corre o se la rasca en un partido del que nadie saca nada... Pan y circo y nosotros a mamarla, que pa eso estamos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

Nuno André Novo -

Me alegra que defiendas tus ideas con criterios propios, sólo conociendo como se han creado nuestras ideas podemos discutirlas y, sólo discutiéndolas, se pueden crear otras nuevas o refinar las anteriores para construir un discurso lo más coherente posible.

Sin embargo, la adscripción a una ideología determinada, como en tu caso el liberalismo, nos pone en la senda de aceptar ciertos preceptos como dogmas de fe.

Yo reniego de etiquetas, que no de ideas, y de banderas, que no de naciones; e intento concebir la humanidad como una comunidad de multiindividuos sólo empeñados en cumplir con sus requisitos vitales. A partir de ahí, cualquier ideología, cualquier sistema político, no tiene más razón que su coherencia con las circunstancias que lo enmarcan, con los principios que lo sustentan.

Ataco el liberalismo por ser víctima de él y, por suerte, en mucha menor medida que gran parte de la humanidad. El origen de nuestras ideas es la historia de nuestros miedos, pero eso es algo de lo que no escapa nadie; cambiaría rápidamente cualquier idea que se demostrase incongruente con principios en los que fácilmente estaríamos de acuerdo. A todas las demás, aquellas que aún no he cambiado pero en las que busco fisuras denodadamente, les llamo, simplemente, 'vida'.

José Carlos Rodríguez -

Nuno,

Créeme. Soy muy crítico. De otro modo no acabaría adoptando una ideología que choca con lo que piensa la gran mayoría de la gente. ¿O la mayoría de la gente que conoces está a favor de la globalización, el capitalismo, etc?

Desde luego, puedo estar en un error al defender mis posturas. Eso no lo pierdo de vista. He cometido muchos errores, y haberme desembarazado de ellos (precisamente por mi sentido crítico) no me libra de que haya alguno por ahí suelto. Eso no me preocupa. Lo que me preocuparía sería empecinarme en el error, actitud que no he tenido jamás.

Dicho lo cual. Nuno. De los bloggers liberales soy el que más atención le presta al desarrollo de la globalización y a la pobreza en el mundo. Y eso que es algo de lo que nos ocupamos todos. En vez de resumirte mi posición, te voy a dejar una serie de enlaces que reflejan mi posición (o la posición liberal) al respecto.

http://www.liberalismo.org/bitacoras/5/1354/

http://www.liberalismo.org/bitacoras/5/1262/

http://www.liberalismo.org/bitacoras/5/1252/

http://www.liberalismo.org/bitacoras/5/1234/

Y no te pierdas esto: http://www.liberalismo.org/bitacoras/5/538/

Un saludo.

Nuno André Novo -

No dudes ni por un momento que no haya pasado por ese sitio. Cuando comentaste (sintiéndolo) que no tenía ni idea sobre el liberalismo y que allí podría iluminarme corrí al enlace, navegué con interés, leí artículos y visité las distintas secciones, pensado (craso error) que encontraría algo que no buscaba y que, cuando lo viese, la razón de mi existencia habría cambiado: ¡ajá, cuando conozca los entresijos más sutiles del liberalismo seré feliz! pensé por un momento.

Estimado José Carlos, la cuestión no está en conocer o desconocer, sino en entender. La comprensión del mundo que nos contiene, debe obedecer a unos principios claros (aunque no inmutables) que sirvan para dar coherencia a nuestras creencias. El liberalismo, como ideología, (a pesar de los impotentes 'think tanks') no pasa de ser una breve recopilación de vagas intuiciones que satisfacen los instintos primarios (mal sicoanalizados) de aquellos que los sustentan: el deseo de ser asquerosamente rico, el deseo de supervivencia, el miedo a la agresión. Todos muy loables, pero no sirven para intentar dar una visión medianamente clara de la sociedad y sus designios.

El nuevo gurú del ultraliberalismo imperial, José María Aznar, ha afirmado en la Universidad de Georgetown que el atentado de Atocha era un capítulo de la Reconquista. ¿Pero qué Reconquista? ¿Estás seguro que desconocer semejante estupidez es negativo para mi? Únicamente en la medida de perder un magnífico rasero del integrismo más acérrimo.

Tú mismo me has dado un magnífico ejemplo del modus operandi del ideólogo liberal. Resulta que a alguien se le ocurre cruzar dos estadísticas (no puede ser si no un genio...) una versa sobre las horas dedicadas a la caridad por cada ciudadano en varios países, la otra hace referencia a la libertad económica ¿? de esos países. Concluyes que el resultado el predecible: cuanto más libre (y por tanto más rica) es una sociedad, más horas dedican sus ciudadanos a la caridad y a la cooperación.

¿De verdad que no ves la invalidez de este razonamiento? ¿Qué ha pasado con tu capacidad de análisis? ¿Cómo se han hecho esas encuestas? ¿Qué tipo de caridad realizan los ciudadanos? ¿Todos los ciudadanos? ¿Son precisamente los más ricos los que más tiempo dedican? ¿'libertad económica' ergo 'riqueza'? y... si todo el mundo fuese tan libre y, según tú, por tanto, tan rico ¿a quién coño ayudaríamos?

Confundir justicia con caridad, libertad con disponer al antojo de pocos de los recursos generados por todos, otras culturas con incultura... todo esto es el liberalismo. Hazte un favor y cruza un par de estadísticas: la de los países que más se han empobrecido en los últimos años y la de los países 'en vías de desarrollo' (estúpido eufemismo neoliberal) que más han liberalizado su economía FMI mediante (paradigma del liberalismo económico)... ¡oh! ¡santa coincidencia! ¿Sabes por qué? Porque sólo han conseguido que las multinacionales occidentales exploten sus recursos pagando comisiones a los cuatro politicuchos que venden su país a cambio de un puñado de dólares. Eso sí, después lloramos y nos desgañitamos porque la inmigración va a destruir nuestra magnánima cultura...

José Carlos, sólo una cosa: sé crítico con todo y SIEMPRE estarás más cerca, no de hallar la verdad porque no existe una perspectiva desde la que conocerla, pero sí de albergar creencias más coherentes.

José Carlos Rodríguez -

Nuno,

Yo te he ofrecido pasarte por nuestra página. Insisto en ello y me ofrezco a mí mismo, si tienes alguna pregunta sobre el liberalismo.

Pero si prefieres enquistarte en tu posición, si pretendes que tu desconocimiento del liberalismo es bueno para tí, en ese caso no puedo ayudarte.

Tú mismo.

Nuno André Novo -

De nuevo una muestra del discurso liberal (¿ha propuesto algo o discutido algún punto?)... sería para descojonarse si no hubiese provocado ya tantas muertes la 'ideología' del dinero por el dinero la cual, por supuesto, carece de todo fundamento y rigor. La coherencia de este sistema se desmorona a la menor crítica y, para hablar en términos que ellos entiendan, sólo necesitan tirar de las estadísticas que reflejan el masivo empobrecimiento que han provocado esas fantásticas medidas para acelerar economías o promover el desarrollo o reconvertir sectores industriales.

Palabrería barata que se pierde en los hambrientos estómagos de millones de sus víctimas.

José Carlos Rodríguez -

Siento decirtelo, pero no tienes ni idea. De todos modos, si quieres saber algo sobre el liberalismo y sus fundamentos te invito a nuestra página.

Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres